Salma Hayek y Penélope Cruz Elogian A Meryl Streep Por Su Discurso contra Trump
 
Las dos actrices han compartido en Instagram mensajes de apoyo y admiración hacia la reconocido actriz, quien criticó en los Golden Globes la violencia verbal del ya presidente electo.
 
Las actrices Penélope Cruz y Salma Hayek, que además de haber trabajado juntas en alguna ocasión mantienen una de las amistades más notorias de la meca del cine, parecen haberse puesto de acuerdo para expresar en las redes sociales su más sincero apoyo al discurso que ofreció Meryl Streep este domingo en los Golden Globes, para expresar su malestar ante la retórica incendiaria empleada en los últimos meses por el ya presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump.
 
Además de dejar revelar que la actriz siempre ha sido uno de sus ídolos y principales referentes profesionales, la española y la mexicana no han tardado en deshacerse en elogios hacia ella por su defensa de la multiculturalidad y su lucha contra cualquier forma de discriminación, los dos ejes sobre los que giró el discurso de Meryl al recoger el premío Cecil B. DeMille a toda su trayectoria.
 
"Toma tu coarzón roto y conviértelo en arte. Bravo, Meryl, toda mi admiración y respecto", escribió Penélope en Instagram, junto a una artística foto en blanco y negro de la homenajeada enla que destaca su perfil. "Dama Streep, eres mi musa de mil maneras", publicó por su parte Salma en la misma plataforma para titular otra imagen de los oscarizada artista sobre el escenario de la ceremonia en la que pronunció tan conmovedores palabras.
 
Poco antes de que Penélope y Salma coincidieran en as redes sociales para colmar de halagos a una de las actrices más respectadas y alabadas de la industria cinematografica, la española tuvo un gesto igualmente entrañable con su propia amiga, a la que recordó que su estrecha relación se remonta a hace ya casi 20 años.
 
 
 
"Buenos días, Salma, seremos amiga para siempre", se lee en el título de una imagen, también en blanco y negro, que retrata a las dos mujeres mirando fijamente a la cámara y embozando dos tímidas sonrisas.